Menú
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un Rencuentro emotivo
Miér Jul 30, 2014 6:24 am por Soushi Miketsukami

» Un helado para el calor
Miér Jun 04, 2014 2:46 am por Taokaka

» Sin luz
Sáb Abr 05, 2014 6:28 am por Yuki Giou

» Noches...
Mar Feb 04, 2014 6:05 am por Yuki Giou

» Ficha ^^ .......
Vie Ene 31, 2014 10:38 pm por Yuki Giou

» Mi ficha, Sayo
Vie Ene 31, 2014 10:35 pm por Yuki Giou

» Censo Mensual: Septiembre 2013
Dom Sep 22, 2013 2:00 pm por Yuki Giou

» Mi humilde morada
Sáb Sep 21, 2013 1:03 am por Kana

» Censo Mensual: Agosto 2013
Sáb Ago 31, 2013 11:34 pm por Daniel Akino

» Sección: Especiales de Anime!!
Vie Ago 09, 2013 5:22 am por Konna

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Lun Oct 31, 2016 2:04 pm.
Nombre de tu foro ha sido configurado y codificado mediante el skin Marauders Era, creado por Little Wonka para Source Code. Todos los derechos reservados. Para obtenerlo, pídelo directamente en el foro de códigos, ¡respeta el trabajo ajeno!
¡Muchas gracias!

Mi humilde morada

Página 17 de 20. Precedente  1 ... 10 ... 16, 17, 18, 19, 20  Siguiente

Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Kana el Vie Mayo 31, 2013 1:34 am

Vi como la mujer mas elegante de la fiesta se acercaba a mi “O tiene algo importante o me saludara por protocolo jaja…”
-El placer es mío por estar entre tan destacadas personas.-Dije con una dulce sonrisa fingida. Vi como el sirviente se acercaba con unas bebidas.-No muchas gracias pero estoy bien.

-¿Enserio se fijan?, debe ser por mis ropas, creo que no soy muy apropiadas jaja…-
Dije con una pequeña ricilla inocente.
Mientras le prestaba atención a ella miraba a todo mi alrededor “párese que no es ella miembro del escuadrón” pensé asta que se presento y atrajo toda mi atención.
-Es un gusto conocerla por fin…-Dije con una actitud mas sobria que con la que había estado actuando.- Por supuesto que me quedare asta entonces, sinceramente he venido por esa razón en especial.

“Esto se va a poner divertido después de todo jajaj…”
avatar
Kana
Novato
Novato

Femenino

Mensajes : 31
Edad : 22

Ficha de personaje
Edad: 16 años
Tipo: Neko
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 1:45 am

Kana se dirigió a ella con un tono frívolo al comienzo, hasta que mencionó quien era en realidad. El semblante en el rostro de la muchacha al igual que su voz tomaron un tono un poco más serio.

-Es bueno saberlo- agregó ella tras escuchar que se quedaría hasta la reunión. -Te comentaré un detalle de suma importancia..- e acercó un poco más a ella para no tener que subir la voz, y así dejar aquellas palabras solo a merced de Kana. -Como habrás notado, no solo personas de la alta clase asisten a este evento. Si prestas atención te darás cuenta que varios demonios de alto nivel se encuentran entre estas personas. Creo que no hace falta aclarar que los humanos aquí no sabes de la presencia de estos demonios, por lo que te pediría suma discreción.- le dio un sorbo a su tinto para luego proseguir. -En este tipo de veladas, los demonios con figura humana suelen asistir para entablar relaciones de comercio con los humanos que disfrutan de un buen poder adquisitivo. La mayoría de estos demonios, poseen una coartada existencial, es decir, se hacen pasar por humanos para poder mezclarse con la multitud. Lo mismo que hace nuestro señor Aeon- Aclarar aquello era de suma importancia. Se debían mantener inmaculadas las apariencias, ya que aquello era de carácter meramente social, y era buena ocasión para juntar a los miembros del escuadrón.

-Espero sepas comprender- aquello último para asegurarse que su mensaje había sido comprendido.


Última edición por Konna el Vie Mayo 31, 2013 1:55 am, editado 2 veces


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 1:54 am

-Estoy en el mundo de los negocios desde que tuve que depender de mi mismo para sobrevivir, aunque me vea como un simple niño (a su lado si parece niño )- aquella sonrisa se trasformo en un gesto serio al momento en el que el menciono aquellas palabras,era un humano muy curioso como para querer meterse en algo así, pero como tenia nada que perder le explicaría.-muy bien ya que insistes tanto te lo dire, sabes que en el mundo de los negocios todo es muy competitivo no?- chasqueo los dedos a aquel sirviente que andaba rondado con aquella bandeja de plata en la llevaba aquel exquisito vino y pidió a el demonio que dejara la botella- bien como te decía,siempre vamos a encontrar a aquel empresario o millonario que quiere que alguien de la competencia desaparezca y bueno yo soy ese mago que se encarga de eso- le observaba fijamente a los ojos ahora con una gran sonrisa pintada en los labios - serias tan amable Dimitri?- indico que su copa estaba vacía.

-Pero una ves haces el contrato conmigo no puedes rechazar mis servicios o esto terminaría con tu vida, es por eso que mis invitados son tan unidos de no serlo se desataría una horda de "desapariciones" que saben que ni ellos mismos terminarían vivos- de nievo adquirió el tono serio llevando la copa ahora llena a sus labios -entonces ahora que estas tan entusiasmado por pertenecer a mi pequeña empresa seria un honor para mi que me acompañaras asta tarde donde se firmara el nuevo contrato-.Si era algún cazador que intentaba sacar información de sus labios y salirse con la suya estaba muy equivocado porque una ves el supiera de que se trataba todo tendría que firmar si no su propia condena de muerte estaría sellada.





-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 2:51 am

-Estoy en el mundo de los negocios desde que tuve que depender de mi mismo para sobrevivir, aunque me vea como un simple niño- Evidentemente junto a mí el Conde Aeon definitivamente era un niño, y una lástima que a tan corta edad, tuviera que hacerse cargo de tales cosas. El joven continuó: -muy bien ya que insistes tanto te lo dire, sabes que en el mundo de los negocios todo es muy competitivo no? Bien como te decía,siempre vamos a encontrar a aquel empresario o millonario que quiere que alguien de la competencia desaparezca y bueno yo soy ese mago que se encarga de eso. Serias tan amable Dimitri?- Tomé la botella tinto y serví ambas copas, dándole un buen trago al mío. Un muchacho de tan solo 20 años encargado de hacer desaparecer a la competencia de sus clientes, era realmente un sicario.

Pero una ves haces el contrato conmigo no puedes rechazar mis servicios o esto terminaría con tu vida, es por eso que mis invitados son tan unidos de no serlo se desataría una horda de "desapariciones" que saben que ni ellos mismos terminarían vivos- No pude evitar dar un buen trago. Cuántos escrúpulos tenía ese joven para meterse en tales asuntos. E incluso... qué tipo de personas eran las encargadas de realizar dicha tarea? Ya que dudo que un niño con titulo honorífico se encargase de ello con sus propias manos.

-Entonces ahora que estas tan entusiasmado por pertenecer a mi pequeña empresa seria un honor para mi que me acompañaras asta tarde donde se firmara el nuevo contrato- dijo el muchacho llevando la copa a sus labios.

-Pues...- sospesé unos segundos mi respuesta a la vez que aireaba el vino en la copa... -La realidad es que aún no me insertado en el comercio local a gran escala, por lo que aún no tengo "enemigos", así que por el momento deberé declinar su oferta. Igualmente...- bebí un buen sorbo, le di una buena bocanada a mi puro y sin siquiera dirigirle la mirada, continué: -Es bueno saber que tengo la posibilidad de contar con sus servicios. Posiblemente en un futuro no muy lejano podré contratarle. Espero no sea una ofensa, pero compréndame.. con eso debería bastar bajo la lógica para evitar que insistiera en contar con su presencia en aquella reunión.

-Pero debo decir... que admiro su valentía y escrúpulos, ya que siendo tan joven se encarga de eliminar los estorbos ajenos. Ha de ser un trabajo no solo tedioso.. sino también un poco tormentoso...- Con aquello último le dirigí una dura mirada. Algo más se traía entre manos este jovencito. Vamos, un niño ocupándose del lado oscuro de los negocios? Es difícil de imaginar. A caso mataba a aquellos que su clientela señalaba? Por que sencillamente "hacerlos desparecer"... eso no existe en el mundo en que vivimos, la única forma es erradicarlos por completo.

-Se me hace difícil imaginar que clase de sicarios trabajan para usted, han de ser hombres rudos y sin escrúpulos- bromeé entre carcajadas para sacarle peso a esa misma frase.

El muchacho era astuto. Quien realizara un contrato con él quedaría encadenado de por vida, una forma infalible de asegurarse la fidelidad de sus clientes.

avatar
Dimitri
Novato
Novato

Masculino

Mensajes : 14

Ficha de personaje
Edad: 32 años
Tipo: Humano
Grupo: Apostoli delle Stelle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Kana el Vie Mayo 31, 2013 3:14 am

Escuche a la señora Konna con mucha atención sin interrumpirla ni un minuto para no faltarle el respeto, “Cuando terminara de explicarme…!” Pensé algo cansada de la explicación asta que termino. Le sonreí muy alegremente y procedí a decirle, también cerca para que nadie escuchara.
-Sinceramente ya había notado lo que me explico y pensaba disimular porque no es de mi incumbencia en si ese tipo de negocios, ademas si lo iciera interferia con las cosas del señor Aoen y eso es algo que no deceo…- Me detuve, le sonreí y le dije algo chistosa.-Y aparte soy una neko así que noto las energías y se con quienes meterme, no se preocupe, por lo tanto si no sintiera las energías la hubiera ignorado discretamente.-Le dije con una sonrisa encantadora…-Pero no se preocupe por si disgustare a sus invitados humanos, se disimular bien después de todo es normal que lo haga.-Le sonreí.

“creo que le dije cosas indebidas pero bueno ella me explico cosas innecesarias ajaj…” Pensé cómicamente mientras le prestaba atención a la mujer.
avatar
Kana
Novato
Novato

Femenino

Mensajes : 31
Edad : 22

Ficha de personaje
Edad: 16 años
Tipo: Neko
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 3:22 am

Al parecer tras la explicación la joven Kana había comprendido más que bien el mensaje. -Me alegra que nos entendamos, hay veces que no importa cuan obvias sean las cosas, algunos necesitan que se las refresquen- bromeó tras el pesado sentido que pudo percibir en los comentarios de la nekogirl. Lo cual le recordó que Tao aún no estaba presente en la fiesta.

Un caballero se les acercó con una grata sonrisa en el rostro: -Disculpen la interrupción señoritas.- el hombre se volteó a verme - Condesa, ha visto usted a su esposo? Es que recién he llegado y no he podido saludarlo, sería una lástima que no lo hiciera. Llevo tiempo sin verle- Muy corté el hombre preguntó.

-Oh, lamento no poder ayudarle. Le he perdido el rastro- respondió entre risitas escondidas tras su guante -Pero si me da un segundo puedo hacer que le busquen- y con ello llamó a uno de los sirvientes de frac. -Querido, has me el favor de buscar a mi esposo, dile que el caballero quiere verle, si?- el sirviente asintió y sin perder el tiempo fue en su búsqueda. -No se preocupe, no tardará- dijo amablemente volteándose hacia Kana para evitar que el hombre les siguiera dando charla, pero éste se interpuso una vez más, ahora dirigiéndose a su joven acompañante.

-Disculpe señorita- llamó la atención de Kana - No quiero incordiarla, pero... mi hijo, el joven que se encuentra junto al ventanal está interesado en usted... no sería tan amable de dedicarle unos minutos, es que es un poco tímido y.... bueno, no ha sacado el coraje de su padre- el hombre rió sonoramente. "Ufff~ Engreído... 'el coraje del padre', ojalá no halla sacado su impertinencia ¬¬" pensó mientras bebía observando aquella escena.


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 31, 2013 3:41 am

<<- No te preocupes -exclamó el Hada-. Tu también podrás ir al baile, pero con una condición, que cuando el reloj de Palacio dé las doce campanadas tendrás que regresar sin falta. Y tocándola con su varita mágica la transformó en una maravillosa joven.>>
Así era como se sentía la joven de cabellos y ojos carmesí, aún no sabia como había llegado hasta aquel lugar, era increíble que se haya dejado conversen por su subconsciente de ir. ¿Que hacia ella ahí? Una simple plebeya de escasos modales, que aún no aprendía a comer con cubiertos, ni aprendía a sentarse correctamente, se iba a ver rodeada de gente de alto rango, élite. Los nervios se la comían por dentro, aún así, caminaba firme por el largo jardín que la conduciría hacia el gran salón.
—Muy buenas noches— .Se dirigieron a ella unos jóvenes altos, y bien fornidos, con elegancia hicieron una reverencia mientras otro de ellos tomaba su abrigo, deslizándolo delicadamente sobre sus hombros, dejando al descubierto un hermoso vestido rojo lleno de destellos, que adornaban un gran escote y una abertura sobre su pierna izquierda que llegaba hasta su entrepierna
Miró hacia al frente y vio a una pareja que estaban a punto de ingresar, los analizó detenidamente y los imitó —Buenas noches— Dijo segura. con pose firme y demandante.
Al fin se encontraba dentro, aún se preguntaba porque se hallaba ahí, pero al fin y al cabo ya no había marcha atrás, caminó con paso firme sobre unos altos zapatos que estilizaban sus piernas, mirando fijamente hacia su objetivo, una mesa, algo alejada que se encontraba desolada.

Un día anterior había recibido la invitación, al principio el desinterés invadió su mente, arrugó el elegante papel y lo tiró a la basura, aquel día trascurría, y cada vez se rumoreaba mas la dichosa fiesta, la curiosidad crecía en ella. ¿Porqué no? se preguntó, seria una nueva experiencia. Seria una oportunidad perfecta para hacerse de conocidos y averiguar mas sobre aquel lugar. Tenia mucho que cuestionar, y está seria el momento indicado para poner en marcha lo planeado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 4:17 am

El hombre que había interrumpido aquella conversación realmente parecía interesado en que Kana hablase con su hijo. Al parecer a Konna aquél hombre mucho no le agradaba, por lo que evitaba meterse en medio de aquella charla.

Nuevamente un sirviente pidió su atención. -Disculpen pero me solicitan. Kana, no sería mala idea que charlaras con el joven, así evitas aburrirte- le dijo con una sonrisa en el rostro disimulando un tantito de malicia.

-Dime- se dirigió hacia el demonio.
-Otro invitado de honor ha llegado, la señorita Akai- dijo señalando una de las mesas junto a la orquesta.
-Bien, gracias- concluyó y se dirigió a la mesa indicada.

En la trayectoria saludó a varios, que entre curiosidad y asombro la felicitaban por su "matrimonio". Claro, ahora era el objeto de todos los comentarios, de seguro más de uno estaba intrigado ante aquello.

Ni bien pudo liberarse de la muchedumbre, tomó otra copa de uno de los sirviente, y con ambos vinos se sentó en la mesa.

-Espero no te moleste que tome asiento- dijo tras ya haberse sentado en la mesa. La muchacha lucía un provocativo vestido rojo, elegante y nada sobrio. De una rojiza cabellera que contrastaba con lo pálido de su piel, parecía una endiablada quimera en el cuerpo de una mujer. Era interesante.

-Gustas?- le dejó frente a ella la copa de vino -Quisiera darte la bienvenida en esta noche, espero disfrutes de la velada querida Akai- Observó por un instante la orquesta que sumida en sus notas daba pie a los bailarines de la pista.

-Mi nombre es Konna, es un placer- le extendió la mano a modo de saludo. Uno de los sirvientes la interrumpió nuevamente con una pequeña inquietud referente al cronograma de la fiesta. Con velocidad evacuó sus dudas, haciendo que éste se retire rápidamente.

-Como decía, esta es una ocasión especia... Más adentrada la noche habrá una reunión del Deathmask Divine, te ruego no faltes y no le comentes de esto a nadie. Como verás hay invitados de todas las clases, tanto humanos como demonios, y no pretendemos que los humanos se enteren de la concurrencia aquí presente. Espero sepas comprender- Era más que importante aclarar siempre aquello, lo último que se deseaba eran problemas o que las identidades salieran a la luz.

-Por el resto... pues espero que disfrutes de la velada, ya pronto iremos al salón comedor para la entrada principal. Espero que sea del agrado de todos- y aquello lo decía muy en serio, era complicado complacer a tan variada concurrencia.

-En fin, si tienes alguna duda, puedes evacuarla tanto conmigo como con nuestro señor Aeon... que hablando de él le he perdido el rastro- se volteó a ver si lo divisaba entre la muchedumbre.


Última edición por Konna el Vie Mayo 31, 2013 4:52 am, editado 2 veces


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 4:43 am

-Entiendo eso, es un buen buen punto señor mio, pero después de saber algo como esto no puede irse así como así, tendrá que firmar ese contrato de lo contrario seria usted una amenaza para mi, me logro explicar bien?-sonrió como si aquella escondida amenaza fuera un acto de lo mas amistoso -no importa si no tienes dinero para pagar tu nombre quedara sellado en mi lista, no pensaste que seria tan fácil obtener información y salir de aquí asi como así o no señor Dimitri?-.

Sus labios no dejaron de pronunciar aquella sonrisa que ya hacia desde el mas adentro de su ser, ni siquiera podría cubrir sus sonrisa al obsérvalo y beber de la placentera copa de vino- no, sabe que hay gente capas de amar un trabajo asi? , yo voy a ellos tratando de liberarlo de esas cadenas, esos asesinos en serie matan sin motivo alguno conmigo ya tienen un motivo por el cual saciar sus apetitos mas bajos asta quedar satisfechos y una ves probando ese deleite serán fieles a mis ordenes- desvió su mirada observando a aquellas parejas que sacudían la pista de baile con sus mejores pasos.

"-Se me hace difícil imaginar que clase de sicarios trabajan para usted, han de ser hombres rudos y sin escrúpulos-" aquello seguro era una broma por lo que soltó igual una falsa carcajada-se imagina que aquellos sicarios también fueran parte de mi servidumbre y que en este momento hay uno en cada esquina de esta mansión vestido con los trajes mas elegantes que se pueden ver en un simple sirviente- esta ves soltó una carcajada que si fue muy natural tomando de nuevo esa copa suya que parecia que siempre estaría llenando constantemente.-Usted si me cae muy bien señor Dimitri no es como esos aristócratas vacíos-.



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 5:25 am

-Entiendo eso, es un buen buen punto señor mio, pero después de saber algo como esto no puede irse así como así, tendrá que firmar ese contrato de lo contrario seria usted una amenaza para mi, me logro explicar bien? No importa si no tienes dinero para pagar tu nombre quedara sellado en mi lista, no pensaste que seria tan fácil obtener información y salir de aquí asi como así o no señor Dimitri?- dijo el joven Conde con una inmaculada tranquilidad en su rostro.

-Pues la realidad es que no tenía planeado envolverme en este tema, tan solo buscaba un lugar dónde prosperar- el semblante en mi rostro era ahora serio. -E igualmente no considero ser una "amenza" para su servicio. Convengamos que pertenezco a una de las familias que lo ha contratado, por más de que yo no sea el cliente en cuestión, sabe usted que pude confiar ciegamente en la palabra de la familia Van Hoover- tanto mi rostro como el tono firme de mi voz demostraban no solo seguridad en mis palabras, sino también una tajante seriedad.

-No encuentro necesario que me "agregue a su lista en lo más mínimo.- tras darle un trago a mi vino para espaciar la conversación le clavé una fiera mirada. Se hizo silencio.

-No sabe que hay gente capas de amar un trabajo así? , yo voy a ellos tratando de liberarlo de esas cadenas, esos asesinos en serie matan sin motivo alguno conmigo ya tienen un motivo por el cual saciar sus apetitos mas bajos asta quedar satisfechos y una ves probando ese deleite serán fieles a mis ordenes. Se imagina que aquellos sicarios también fueran parte de mi servidumbre y que en este momento hay uno en cada esquina de esta mansión vestido con los trajes mas elegantes que se pueden ver en un simple sirviente- Aquello era la reafirmación de la amenaza anterior que fue disfrazada con la sonrisa del Conde. Por un momento agradecí haber cargado mis armas.

-Interesante... no solo trabajan para usted asesinando gente, también son su servidumbre personal.. que irónico- en sí era una broma hilarante que por el tono de mi voz fue un comentario sarcástico y frío.

-Usted si me cae muy bien señor Dimitri no es como esos aristócratas vacíos- no estoy seguro si aquello fue un alago o no...

-Siendo honesto, usted también me agrada... es una persona muy "particular", pero insisto, debo declinar su oferta- y tras eso me puse en pie nuevamente. -Ahora si me disculpa, tengo asuntos que atender, fue un gusto entablar una conversación con usted. Me retiro, lo veo más tarde si le parece- dije ya entrando nuevamente al salón donde los bailarines parecían no agotarse.

Aún había un asunto por resolver.


Última edición por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 5:51 am, editado 1 vez
avatar
Dimitri
Novato
Novato

Masculino

Mensajes : 14

Ficha de personaje
Edad: 32 años
Tipo: Humano
Grupo: Apostoli delle Stelle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Kana el Vie Mayo 31, 2013 5:45 am

Al escucharla se me escapo una pequeña risilla..-jiji…tiene razón…- Le dije sonriendo asta que vi al hombre que se acercaba. “ay humanos tan molestos en este universo…” Pensé molesta pero sin dejar que mi rostro lo reflejara.
Al ver el trato que le daba la señora Kanna a aquel hombre me moría de la risa internamente. “esta mujer me agrada sin duda ajaj…”
La joven ya se había encargado de ese hombre (estorbo), pero el seguía molestando. Pensé que le hablaría a la mano derecha del señor Aeon pero al darme cuenta que ahora me hablaba ami fingí un poco de inocencia en mi vos.
-Etto…yo…su hijo se ve muy agradable señor sin dudarlo pero…-simule un sonrojo algo que me da desagrado hacer- Estoy esperando a alguien y…-Me tape la boca con mi dedo índice flexionado fingiendo timidez…
Sin embargo el hombre seguía insistiendo –Y porque no hablan mientras espera…?
No sabía que responderle, no soportaría hablar con el hijo de alguien tan prepotente así que decidí pensar una escusa pero sin éxito y mire a Konna con hijos rogantes
“Se lo ruego sáquemelo de arriba!” Pero la mujer ignorándome y con algo de malicia a mi parecer me dejo con aquel hombre y decidí ir a hablar con su hijo, el cual tartamudeaba de los nervios. “odio esto…” Pensé aburrida sin prestarle atensional muchacho.
avatar
Kana
Novato
Novato

Femenino

Mensajes : 31
Edad : 22

Ficha de personaje
Edad: 16 años
Tipo: Neko
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 5:51 am

El hecho de no encontrar a Aeon entre la muchedumbre y de que Tao aún no apareciera la comenzaba a poner un tanto nerviosa. El sirviente que había mandado a buscar a su amado tampoco había regresado. Kana terminó hablando con el hijo de aquél arrogante hombre, y ella sentada en la mesa con Akai.

"Qué estará sucediendo con Tao?" Se preguntaba preocupada. Ya se la imaginaba escondida debajo de su cama con miedo a salir por la enorme cantidad de gente que invadía la mansión.

Aeon había desaparecido hacía rato ya, y nadie sabía dónde se encontraba. Ni una transmisión de pensamientos llego a ella en un buen rato. Le preocupaba que algo anduviera mal. Con tanta gente amotinada en un solo salón, saber que sucedía en el resto de la mansión era prácticamente imposible. Pensó unos segundos qué hacer.

-Disculpa que deba dejarte tan repentinamente, pero como anfitriona tengo asuntos de suma urgencia que atender. Espero no te moleste, y por favor, sírvete lo que gustes. Con tu permiso...- y se levantó de la mesa.

A medida que atravesaba el gran salón, buscaba entre la gente el rostro de Aeon pero ni pista de él halló. Subió las escaleras directo al primer piso encaminada a la habitación de la pequeña Tao. Tras abrir la puerta confirmó que no se encontraba allí, incluso el vestido que con tanto espero le había elegido seguía en su envoltorio sobre la cama. Al parecer nadie había entrado en aquél cuarto desde que ella salió. -Tao... dónde estarás?-

Cerró la puerta y siguió adelante por los pasillos hasta llegar a su propia habitación. No se molestó siquiera en cerrar la puerta, tan solo la entornó, si total... todo el mundo se encontraba en la fiesta.

Se dirigió hasta la pequeña bodega de su habitación, y tras abrir las puertas de cristal tomó un baso bajo de whisky y la botella que tanto adoraba de Johnnie Walker. Sirvió una buena medida, quizás hasta exagerada, y le dio el más largo delos trago.

-Uffff~ ya me hacía falta un buen trago... Santo cielo, serán insoportables aquellos hombres, uh? Por lo menos aquí no hay nadie que me moleste...- Caminó hasta la ventana, observando los carruajes que de tanto en tanto se aproximaban a la puerta con nuevos invitados.


Última edición por Konna el Vie Mayo 31, 2013 6:12 am, editado 1 vez


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 5:56 am

Estaba entrando al gran salón, aquél lugar dónde la música no tenía fin, dónde el murmullo se escuchaba cual susurro bajo las melodiosas notas de la orquesta, cuando a lo lejos la vi pasar.

Aquella mujer que ligera como pluma atravesaba el salón, lejos de donde me encontraba... debía alcanzarla. Disimuladamente caminé en su dirección, cuando note que subía la escalera en dirección al piso superior. Esquivaba tanto bailarín, sirviente y persona que se cruzaba en mi camino. Esa era mi oportunidad... lejos de la muchedumbre, lejos de la servidumbre, lejos del Conde. No estaba seguro si otra oportunidad como esa se me daría en el resto de la noche, no podía desperdiciarla, debía saber si era verdad o no.

Aceleré el paso al perderla de vista cuando giró por los pasillos. Al considerar que aquella mansión era enorme, quién sabe la cantidad de habitaciones que allí se encontraban? No podía dejarla ir.

Subí al trote tendido los largos escalones, apurado por no perderle el rastro. Al llegar arriba miré a ambos lados, y a lo lejos divisé la cola de su vestido verde entrando en una de las habitaciones.

En silencio caminé por el largo e inmenso pasillo, con cautela y la guardia en alta. Tras los comentarios de aquél Conde, no podía andar en completa libertad... menos ahora que estaba en busca de su esposa.

Al llegar a la habitación noté que la puerta estaba entreabierta. Sin hacer sonido alguno husmeé por el pequeño espacio, y allí la vi, de pie frente al ventanal... sola.

Tomé sigilosamente el picaporte entre mis manos, y sin emitir sonido alguno me adentré en su habitación, cerrando la puerta tras de mí.

-Nunca imaginé que la vida fuera tan retorcida, mira que volvernos a cruzar.. y en esta situación.- Los años habían pasado lentamente para mi, los rostros y los recuerdos eran vagos... pero ese fino rostro, esos ojos cristalinos... habían quedado grabados en mi memoria desde el primer día en que la vi hacía ya 17 largos años. -Supongo que me has extrañado aunque sea un poco... pues yo si lo he hecho- me acerqué a ella lentamente, viendo como sus ojos se clavaban en mí.

-Estas hermosa... mira la mujer en la que te has convertido. No estaba equivocado contigo, eres la viva imagen del deseo Konna... Tal y como lo eras a tus 8 años- No podía evitarlo, verla nuevamente despertaba aquél deseo dormido. Esa belleza inmaculada de la cual siempre fue dueña, que a todo hombre enloquecía. Nunca... y digo nunca pude borrar ese rostro de mis recuerdos, esa voz de mis oídos, el tacto de su cuerpo, el deseo que quedó dormido.

-Mira que dicha la mía, que suerte la que me ha tocado, el Señor ha querido que nos reencontráramos... Hoy será el día, mi hermosa Konna, el día en que reafirmes una vez más tus votos de fé en el Salvador.- mi rostro se transformaba, aquella sonrisa que tanto me delataba. Otra vez mi lado más oscuro despertaba de su letargo, hambriento... sediento... y listo para tomar ese cuerpo que una vez tuvo entre sus manos.




Última edición por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 6:41 am, editado 1 vez
avatar
Dimitri
Novato
Novato

Masculino

Mensajes : 14

Ficha de personaje
Edad: 32 años
Tipo: Humano
Grupo: Apostoli delle Stelle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 6:04 am

Aunque por mas que quisiera creer en alguien sabia que no debía confiar en alguien que no fuera Konna, ni aunque ese tal Dimitri fuera alguien que llevara sangre de aquella prestigiosa familia, desde ese mismo momento no le quitaría el ojo de encima solo seria cuestión de esperar a que el señor cometiera un solo error y dejaría que algunos de sus sirvientes desataran sus bajos instintos con el.-Claro que si seria un honor tener el placer de cruzarme con usted una ver mas respetable señor-.

No podría creer que de nuevo estuviera jugando a aquella tarántula que tomaba presa a la mosca en su red, las moscas sin darse cuenta llegan a ese lugar solo buscando su muerte y las arañas son felices de que así sea, hoy tenia en sus garras otra vida mas que solo colgaba de un hilo, si era listo aria el contrato pero si fuera tan tonto como para intentar escapar terminaría "desaparecido". na gran sonrisa adorno sus labios esta ves se sentía tan vivo que incluso parecía derramar la felicidad.

Con una sola señal le indico a dos de sus sirvientes que siguieran a su nuevo "amigo" aquellos sabían muy bien como hacerlo, perder su forma humana y perderse entre las sombras, esa mansión tenia las sombras pintadas entre los cuadros,esquinas e incluso en los lugares donde uno menos se lo imaginaria después de todo no era tan tonto como para no tener una seguridad que detectara asta al alfiler que cae.-Muy bien solo sera cuestión de tiempo~~- .


Última edición por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 7:01 am, editado 1 vez



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 6:42 am

Finalmente se podía dar un respiro de tanta gente apelotonada en la sala principal. Tras el tercer trago de su anhelado whisky el sonido de la orquesta tanto así como el de los invitados, desapareció de su consciencia.

Se había relajado un rato, nadie moriría por no encontrarla en unos cuantos minutos. Aeon se había fugado a solo Dios sabe donde, Tao no estaba, y solo dos miembros del escuadrón se perdían entre la muchedumbre en el salón. Por fin un poco de clama.

Afuera desfilaban aún incesante los elegantes carruajes, pero en su habitación el silencio gobernaba, por lo menos hasta que escuchó una voz que la dejó helada.

-Nunca imaginé que la vida fuera tan retorcida, mira que volvernos a cruzar.. y en esta situación. Supongo que me has extrañado aunque sea un poco... pues yo si lo he hecho- Las manos comenzaron a temblarle... A caso era posible que esa persona estuviera allí? El pecho se le comprimió completamente, quitándole el aire de los pulmones.

-Estas hermosa... mira la mujer en la que te has convertido. No estaba equivocado contigo, eres la viva imagen del deseo Konna... Tal y como lo eras a tus 8 años- y al escuchar eso el baso se resbalo de sus delgados y finos dedos, cayendo al suelo... rodando a la vez que derramaba su contenido.

-D..Dimitri....?- su voz sonaba temblorosa, se volteó a ver al hombre que entonaba aquellas palabras, palabras que la dejaban sin aliento y que hacían a su cuerpo estremecerse por completo. Sus ojos aterrorizados se clavaron en aquél rostro. Era él, el demonio de sus pesadillas, el dolor de su consciencia, los estigmas en el recuerdo de su piel.

Se estampó contra el ventanal a su espalda, las manos le temblaban y la voz parecía estar por quebrarse. -Q..Qué demonios haces aquí?! Cómo me has encontrado?!!- inquirió entre la acelerada respiración. Sentía que perdería la fuerza de sus piernas, que no era capaz de moverse y u rostro reflejaba el inmenso terror que tenía gracias a él.

-Mira que dicha la mía, que suerte la que me ha tocado, el Señor ha querido que nos reencontráramos... Hoy será el día, mi hermosa Konna, el día en que reafirmes una vez más tus votos de fé en el Salvador.- Los ojos cristalinos parecían querer salirse de sus cuencas, la fuerza parecía abandonarla pero los duros recuerdos la abordaban desalmadamente. Había quedado bloqueada ante la presencia de Dimitri, y aquellas últimas palabras eran definitivamente lo último que hubiera deseado escuchar.

El hombre comenzó a acercársele con ese gesto retorcido en su rostro, ese que ella tan bien recordaba por ser lo que durante tantos años la atormentó sin descanso. Podía leer en sus ojos aquél deseo de poseerla. Lo conocía... más de lo que hubiera deseado. Estaba aterrada. Los recuerdos del convento, de los niños, de los curas y demonios, de las veces profanada, del dolor que le quedaba.

Y allí estaba aun vez más frente a su peor pesadilla. Sabía que era lo que deseaba, aquella mirada se lo decía sin necesidad de las palabras. Pero en cambio, no podía siquiera moverse, no podía pensar... ni siquiera gritar. Se había bloqueado por completo, sin atisbo de poder reaccionar.


Última edición por Konna el Vie Mayo 31, 2013 7:22 am, editado 1 vez


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 7:04 am

Finalmente, tras tantos años de no tenerla allí estaba, aterrada e indefensa, tan hermosa como en el pasado... delicada.. seductora.. y ese gesto de terror en sus ojos que tanto me deleitaba.

-Bien preciosa, eso significa que no te has olvidado de mí. Lo recuerdas verdad?- finalmente estaba a mi alcance. Tomé uno de sus mechones entre mis dedos. Hermosos cabellos que símiles a la seda recordaban a un ángel -Recuerdas cuando te comportabas indebidamente y debía castigarte noche tras noche, verdad? Sé que si, se que lo estar recordando en este preciso instante..- Aquél dulce perfume de su blanca piel que volvía loco a mis sentidos. Siempre pareció una delicada muñeca de porcelana, una de esas que debes tratarlas con cuidado y cautela. Pero no, ella en su naturaleza no era así, y es lo que lo hacía entretenido.

Desde siempre esa mujer había demostrado carácter, siendo rebelde ante todo castigo que se le impusiera, pero cuanto que disfrutaba yo al aplicarle aquellos correctivos. -Lo sabes, no? Konna tu siempre fuiste mi favorita- moría de ganas por tomarla una vez más, pero esta vez.. esta vez sería diferente.. quería verdaderamente disfrutar de nuestro reencuentro.

Deslicé mi mano por su hombro, sintiendo la calidez de su perfecta piel. Podía sentirla temblar como una hoja a punto de caer de la seguridad de su árbol. Temerosa como una gata agazapada, eso me incitaba a querer más, mucho más.

Con la otra mano la tomé firme por el mentón, hablando prácticamente sobre sus perfectos labios carmesí. -No puedo contenerlo mi amada Konna, ya no más... Volveré a poseerte y esta vez no te compartiré con nadie más- Y sin pensarlo le clavé el más fiero de los besos. Desde siempre esa criatura que ahora estaba frente a mí había despertado en mis ser los más sucios y bajos deseos... en aquella época, profanarla siendo tan pequeña era cosa sencilla. Pero ahora era toda una mujer, hermosa, cautivadora, sensual y arrebatadora...... todo eso lo hacía más interesante.

La aprisioné contra mi cuerpo, poder sentir aquellas moldeadas curvas, la suavidad de su piel... Dios... cómo poder explicar la excitación que corría por mi cuerpo? Perdía el control de una manera desmesurada y honestamente..... no me importaba.

Colé una de mis piernas entre las suyas, es que solo quería volver a profanarla. Mi retorcida mente me jugaba tretas pesadas, recordaba las veces que había estando en su interior a la fuerza... su gritos y alaridos, aah~ que glorioso aquello, pero ahora.... tenía una nueva oportunidad, otra vez podría apoderarme de ella, de su cuerpo... cuanto deseo, imposible de expresar en palabras.

La volteé bruscamente dejando su espalda contra mi pecho, quería comerla de un bocado, pero a la vez ir lento, sentir su aroma, el sabor de su piel, el calor de su vientre.. quería vivírlo una vez más.
Acelerado como estaba levanté las faldas del elegante vestido, respiraba agitado sobre su oído, la excitación me consumía nuevamente. Metí la mano indecorosa debajo de aquellas telas y repasé el largo de su delicado cuello con la ferocidad de mi lengua. -Vamos, sé que lo disfrutas.... no te olvides de quien te hizo así, ya pronto te mojarás....... y lo sabes....-


Última edición por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 7:46 am, editado 1 vez
avatar
Dimitri
Novato
Novato

Masculino

Mensajes : 14

Ficha de personaje
Edad: 32 años
Tipo: Humano
Grupo: Apostoli delle Stelle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 7:27 am

Su mirada cambio en un drástico tono, aquella efectiva señal se el demonio que había servido de sombra de Dimitri y justo escogió la habitación que mas pretencioso, pero no podía salir en ese momento corriendo y hacer a un lado a la gente que bailaba asta llegar a la escalera.No podía contener esa sed asesina que corría por sus venas ahora, el mismo pesar de sus manos rompieron la fina copa en la cual había debutado aquel dulce elixir -como pude ser tan estúpido, siempre lo tuve frente a mi, el es el padre Dimitri- sus demonios al verlo en esa situación rápidamente armaron un acto improvisado donde una supuesta mascota de su amo se había escapado y de inmediato la gente avandono el lugar saliendo al patio trasero donde los demonios trasladarían el baile.

Aprovecho aquella oportunidad y corrió por aquella escalera, cada segundo que pasaba se le hacia eterno , sus ojos de nuevo perdían aquella azul serenidad y se tornaban carmesís, al final se encontraba ya a solo girar la perilla para entrar en aquella habitación, pero no podía su descontrol hacia que sus manos temblaran de la rabia, los primeros en entrar fueron dos demonios que fueron los encargados de darle aviso a su amo de que algo estaba mal.Aquello con lo que se topo no fue el mejor de las vistas se trataba del que apenas había hablado con el y compartido un par de copas charlando de una forma tranquila.

Corrió asta donde el se encontraba cometiendo ese vil acto con su amada, estaba tan perdido en aquellos besos que le robaba a su esposa amada Konna que fue tan fácil tomarlo por el cuello y lanzar lo contra la pared contraria dejando a la castaña libre.-Tu as estado cometiendo errores toda noche, si fueran un poco mas listo hubieras evadido a toda costa que yo te hubiera conocido y mucho menos me hubieras puesto en duda para que yo te revelara mi secreto, desde el momento en que te diste la vuelta para dejarme solo en el balcón fuiste la mosca en mi telaraña- sonrió enorme al ver a aquel tipo al fin caído ante el y observo de reojo a su amada que se encontraba aprisionada por el miedo y aquellos traumas que ese hijo de perra le había hecho-ahora te encuentras en un lugar donde no hay salida, estas en mi fuerte padre Dimitri,no puedes siquiera ser una amenaza para mi tienes idea de en este preciso momento cuantos de mis sirvientes te tienen en la mira?- aquellos demonios que lo acompañaban de encontraban aun lado de konna por si aquel tipo tenia algún as bajo la manga*no debes preocuparte amor mio, no sabes como gozare de este momento*-aunque consiguiera escapar de esta habitación tengo a un puñado mis sirvientes especiales aquellos que forman mi escuadrón, no tienes salida padre, aunque invoques a aquellos demonios no sera suficiente , no sabes que no soy un simple humano?, son un demonios de rango mayor- se recargo en la pared con una sonrisa en los labios,mientras de aquella habitación resurgían de entre las tinieblas aquellos guardianes que resguardaban su mansión e incluso uno justo tras el donde hacia ya unos momento el lo había lanzado- ahora probara cual fue alquel sentimiento que sintio konna cuando usted abuso de ella junto con el par de demonios lujuriosos, esta noche sentira lo mismo cuando mis fieros guerreros posean su cuerpo asta que su cuerpo humano ya no aguante-.

Aquellos demonios inmediatamente rodearon al padre inmovilizando su cuerpo en total ya habían 9 seres obscuros de los cuales 5 sostenían a el padre y lo sometían contra el suelo como si tan solo fuera un sucio perro, aquellos demonios desagarraron su ropa sin importarles cual rasgada dejaban su piel dejando emanar ese fluido carmesí que corrió por las heridas.el demonio que sostenía la cabeza no pudo contenerse mas y clavo sus colmillos en los hombros de aquel derrumbado peligris -este momento no puede ser mas placentero para mi, no sabe lo patético que se ve en esa posición estúpido sirviente del señor, el no te acompaña en este lugar-.


Última edición por TobyDarck el Vie Mayo 31, 2013 8:36 am, editado 1 vez



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Vie Mayo 31, 2013 7:50 am

En su mente solo corrían los aberrantes recuerdos de aquél hombre. Estaba desesperada y totalmente aterrorizada, sintiendo como aquellas mugrosas manos recorrían hasta el último centímetro de su cuerpo. Esa asquerosa lengua que humedecía su piel, el odio que creía desenfrenado en su interior, las manos manchadas de pecados de Dimitri que insaciables merodeaban debajo de su vestido. Se sentía sucia, profanada verdaderamente una vez más.

No podía gritar, el miedo había opacado su voz. Solo un leve susurro era capas de salir de sus labios...-...Basta..... por favor... ya basta...- Las lágrimas comenzaron a salir incesantes de sus ojos, apretaba los dientes con fuerza a causa de la impotencia que sentía. No podía defenderse, estaba completamente paralizada.

-...Dónde estas?.... Aeon....... dónde...... estas?.... por favor..... sálvame!- Lloraba desconsolada presa del miedo y el más profundo de los odios. Su respiración era más que agitada, solo recordaba en la inocencia que alguna vez tuvo, la sensación de ser sometida ante el mismo hombre que ahora tomaba a la fuerza su cuerpo. Estaba a punto de perder las esperanzas.

El sonido de la puerta le detuvo el corazón, y antes de poder darse cuenta, las horribles manos de ese hombre fueron despojadas de su cuerpo. La voz de Aeon se hizo presente, en tono rencoroso y dolido se dirigió a Dimitri, el cual ahora caía contra la pared contraria. Lentamente se volteó a verle, el miedo aún dominaba su cuerpo y sus ojos envueltos en llanto, observaban aquella escena de la cual no podía tomar consciencia.

Perdió la fuerza de sus piernas cayendo al suelo sin remedio. Frente a ella estaba Aeon ardiendo en furia y el nefasto Dimitri, ahora se encontraba prisionero de los sirvientes de su amo. *no debes preocuparte amor mio, no sabes como gozare de este momento* los ojos se le abrieron de par en par tras perder el aliento.

Clavó la vista en el hombre que yacía en el suelo prisionero de los demonios a su servicio.

-Ahora probara cual fue alquel sentimiento que sintio konna cuando usted abuso de ella junto con el par de demonios lujuriosos, esta noche sentira lo mismo cuando mis fieros guerreros posean su cuerpo asta que su cuerpo humano ya no aguante- Se petrificó en el suelo. En su mente el recuerdo: estar tirada en el piso en la misma posición en la que ahora se encontraba Dimitri, siendo embestida una y otra y otra vez tanto por él como por Abel y Caín. Se aferró a su vientre, a la memoria del dolor que sintió tantas veces.

Observo muda como los sirvientes hacían girónes sus prendas hiriendo la piel del padre Dimitri. La sangre comenzó a escurrirse por las aberturas, y ella que perdida en sus recuerdos, cual estatua de marfil observaba fría sentada en el suelo. Un demonio clavó sus afilados colmillos en el hombro del hombre, aquello le traía otro mar de ingratos recuerdos.

Sentía en su propio cuello el dolor de los colmillos ajenos, la rudeza con la que maltrataban su cuerpo. Su mente comenzaba a retorcerse una vez más y una mirada asesina y lujuriosa se arrebató en su mirar. Las imágenes, el recuerdo de la capilla, las manos que la hacían prisionera, las noches en vela, la sangre derramada, las veces que fue profanada, las fieras embestidas, los caprichos de los curas, la sádica sonrisa de los demonios, el resultado nefasto de todo aquello.

Se humedeció de recordar aquello. "--Alguna vez has pensado por qué soy masoquista?--" el recuerdo de la noche anterior "--...llevado a la capilla, y ante Los Ojos de Dios abusaban....--...Es así como mis "castigos" comenzaron a suscitarse noche tras noche....--...Al principio era el cura de mi cuadra, quien con total libertad me sometía...--...Después se sumaron dos demonios... Caín y Abel, nunca olvidaré sus nombres...--....Asesiné con mis propias manos a más de uno... pero hay tres que aún siguen en mi lista. Caín, Abel y Dimitri...--...Pero de alguna extraña manera... terminé gozando que me profanaran... que me hicieran sumisa y prisionera...--... no puedo evitarlo... mi cuerpo pide a gritos que lo posean...--"

El más desgarrador de los gritos nació desde lo más profundo de su pecho, rompiendo el llanto que segundos antes la había dejado completamente muda. A duras penas se puso en pie, recargándose sobre la pared. Las manos le temblaban pero aquella mirada fija era el deseo de asesinar a aquél hombre. Levantó las telas de la falda de su vestido, tomando la Colt entre sus temblorosas manos... -Juré que algún día me vengaría.... y hoy es mí día...-


Última edición por Konna el Vie Mayo 31, 2013 9:21 am, editado 1 vez


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Dimitri el Vie Mayo 31, 2013 8:46 am

Estaba tan sumido en deleite, que fui tan estúpido de bajar mi guardia. Sentí como una pesada mano me tomaba por el cuello y segundos después, mi espalda golpeó contra una pared. Levanté la vista buscando a mi agresor, y "que sorpresa" la mía... Era el joven Conde.

-Tu has estado cometiendo errores toda la noche, si fueras un poco mas listo hubieras evadido a toda costa que yo te hubiera conocido y mucho menos me hubieras puesto en duda para que yo te revelara mi secreto, desde el momento en que te diste la vuelta para dejarme solo en el balcón fuiste la mosca en mi telaraña- Sus ojos habían perdido ese tono azul pacifico, ahora estaban teñidos de un rojo carmesí sedientos de sangre.

-Entonces no estaba equivocado, eres un demonio. Sin escrúpulos... tendría que haberme dado cuenta antes y te hubiera Exorcizado en el balcón...- Al parecer Sir John estaba en lo correcto, algo extraño sucedía en aquellas fiestas, y ahora tenía a un demonio frente a mis ojos.

-Ahora te encuentras en un lugar donde no hay salida, estas en mi fuerte Padre Dimitri,no puedes siquiera ser una amenaza para mi... tienes idea de en este preciso momento cuantos de mis sirvientes te tienen en la mira?- Mierda.. -Aunque consiguiera escapar de esta habitación tengo a un puñado mis sirvientes especiales aquellos que forman mi escuadrón, no tienes salida Padre, aunque invoques a aquellos demonios no sera suficiente , no sabes que no soy un simple humano?, soy un demonios de rango mayor- y sin lugar a dudas aquello era cierto. Junto a mí y de la nada, varios demonios se materializaron proviniendo de las sombras. Estaba acorralado y no había forma de salir de aquello "por las buenas". Una sonrisa macabra se pintó en mis labios... No podía enfrentarme contra tantos oponentes en un espacio tan chico, mucho menos hacerle frente al Conde, que ahora contaba con la fuerza de sus sicarios.

-- ahora probara cual fue alquel sentimiento que sintio konna cuando usted abuso de ella junto con el par de demonios lujuriosos, esta noche sentira lo mismo cuando mis fieros guerreros posean su cuerpo asta que su cuerpo humano ya no aguante- y para cuando terminó esa frase, nueve de sus demonios se abalanzaron sobre mí, por mucho que intente forcejear terminaron por reducirme contra el suelo. Observe a Konna que clavaba sus ojos en mí. La sonrisa no se borraba de mi rostro, sabía lo que estaba pasando por su mente en aquél instante. Podía oler el miedo que emanaba de su esencia, leer el terror de sus ojos... podía sentir la vivencia de sus recuerdos. Cuántas veces la había dejado en esa misma posición? Cuántas veces fue ella la que sentía el frío del suelo en su mejilla? Tantas.... tantas como nadie podría imaginar.

Los sirvientes rasgaron las telas de mi traje, dejandome el torso al descubierto, y de pronto el punzante dolor de los colmillos en mi hombro. Pude oler la sangre que emanaba de mi cuerpo.. "bastardo..."

-Este momento no puede ser mas placentero para mi, no sabe lo patético que se ve en esa posición estúpido sirviente del señor, el no te acompaña en este lugar-

-Patético? Jeh- el semblante sobrador se clavó en mi rostro mientras mis ojos solo se posaban en la hermosa Konna.

La vi frotarse el vientre con la mirada perdida en la nada, los recuerdos la invadían y así también aquél retorcido deseo de ser poseída.

-Qué sucede Konna? Lo estar recordando verdad?.... Las veces que te llevé a la capilla, que te despojé de tus ropas... el frío del suelo de piedra... tus gritos de ayuda.. Oh~ que melodioso sonido aquél, el de tus alaridos. Sé que lo estas deseando, que profane una vez más tu cuerpo como en los viejos tiempos... Mira la criatura en la que te has convertido!! Te acuestas con un demonio por el recuerdo y la necesidad de aquello... ESO ES LO VERDADERAMENTE PATÉTICO!!! Tu cuerpo pide a gritos ser sometido! Y gracias a quién?! A MÍ! Sé que recuerdas el tacto de mis manos sobre tu piel... sé que lo disfrutabas. VAMOS MUJER! A MÍ NO ME ENGAÑAS!- grité con gran fuerza, aquello era sin dudas verdad. Y luego me dirigí al Conde: -Es que a caso no te has dado cuenta?!!!! Estoy seguro que ahora es masoquista! Lo sé por que yo la transformé en la viva imagen del deseo, es creación mía!! Y ahora tu bastardo, ahora eres tu quien goza los beneficios de mi creación. Tu actual "ESPOSA" era mi sirvienta favorita.... Dime que no has disfrutado de aquellas noches dónde no bastaba con penetrarla.. que sus ojos reflejaban el deseo de más... JAJAJAJAJAJAJA POR FAVOR! Ha de ser por eso que la tienes a tu lado!!! Lo sé!! Es placentero verdad? Dilo!!! Te encanta que no se conforme con tan solo el simple sexo, que quiera que la sometan... te hace sentir poderoso verdad? Te encanta escuchar sus gemidos, apostaría lo que quieras que lo hacen todas las noches... y que extrañas su cuerpo cuando no la tiene cerca.... Vamos Aeon, debes admitirlo.... Ella es mucho más de lo que podrías encontrar en una humana convencional!!!- estaba seguro que con aquellas palabras estaba dando de lleno al clavo. Qué podría encontrar un demonio de alta clase en una simple humana.... nada, solo entretención momentánea. Pero mi amada Konna era diferente, era fuerte, con carácter y cuando se entregaba al deseo parecía un verdadero demonio.

Mis palabras se detuvieron al escuchar el profundo grito de la mujer, que a trastabillada se puso en pie. Me miraba fijo, con esos ojos que buscaban mi muerte... Pero qué extraño es el mundo, que difícil es entender al humano. Por una parte sé que me odiaba con cada fibra de su ser, pero también deseaba ser poseída... -Qué sucede Konna? Se te complica comprender los sentimientos opuestos que sientes en estos momentos?-

Se levantó las telas de su falda, tomando de la funda de su pierna el arma que portaba. Las manos le temblaban de forma desmesurada pero igualmente me apuntó con ella.

-Juré que algún día me vengaría.... y hoy es mí día...- Me sonreí. En el estado en que se encontraba era difícilmente posible que lograra acertar aquél tiro. Ahora era mi turno de desaparecer.

-Lo siento preciosa, pero hoy no es mi día de morir...- Bajo el guante de mi mano derecha poseía un anillo muy particular. Una pequeña piedra cristalina, similar al diamante estaba engarzada en él, pero no era lo que a simple vista parecía.

-"Pedes in terra ad sidera visus...Prada vis pacem, para bellum...Benedictus qui venit in nomine Domini"- y el guante se desgarró por completo. De la piedra una fuerte luz celeste emanó cubriendo por completo aquella habitación. El anillo se materializó en una gigantesca espada que con tan solo un rasguño, era capaz de acabar con un demonio.

- Al parecer Conde no consideró la posibilidad de que siendo Cura portara un arma angelical, verdad?- mientras aquellas palabras salían de mis labios me deshice de los molestos sicarios. Pero no podía quedarme a la fiesta, sabía que si les daba tiempo, otro pelotón de endemoniados sirvientes acudirían irremediablemente. Debía salir de allí cuanto antes.

-Lo siento, pero no podré acompañarlos por más tiempo- me abalancé contra uno de los ventanales. - No te preocupes preciosa... pronto serás mía- y rompí los cristales con mi cuerpo. Sentí como el viento alborotaba mi larga y platinada cabellera, y tras caer sobre uno de los carruajes, desaparecí entre las tinieblas.

Ahora sabía dónde se escondía mi preciado tesoro, y cual era la bestia que la custodiaba. Era solo cuestión de tiempo para recobrarla y Exorcizar finalmente a esa escoria de demonio...

Tiempo... solo eso.
avatar
Dimitri
Novato
Novato

Masculino

Mensajes : 14

Ficha de personaje
Edad: 32 años
Tipo: Humano
Grupo: Apostoli delle Stelle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Kana el Vie Mayo 31, 2013 9:52 pm

Mientras hablaba con aquel joven tan tedioso, no solo por ser humano sino por ser tan molesto. Sentí una energía negativa proveniente de algún lado de la mansión “esto se pondrá bueno…” Pensé girando la cabeza para intentar de identificar su proveniencia asta que los sirvientes anunciaron algo sobre una mascota y nos trasladaron a todos a el patio trasero.

Aprovechando la distracción, me aleje de esos fastidiosos hombres y me dirigí hacía una ventana. Luego de unos segundos la música volvió y los invitados volvieron a bailar, yo sin embargo estaba extasiada con esa energía negativa tan grande. Mire a mi alrededor y note que la señora Konna no estaba a la vista y el amo Aeon tampoco. “esto me trae un mal presentimiento”…

De la nada sentí un extraño y muy tenue olor a sangre, y luego de algún rato una energía “angelical” por así describirla se pudo sentir. A esto tome la primer copa de el primer sirviente que se me acerco, y sin pensarlo dos beses tome de un solo trago aquel contenido carmesí.
Para mi desgracia, esa bebida provoco que las energías se sentían menos provocando que no distinga a los humanos de los demás invitados…
-No puedo creer que me marie en un momento como esto que rayos era eso…-Pense en voz alta.
avatar
Kana
Novato
Novato

Femenino

Mensajes : 31
Edad : 22

Ficha de personaje
Edad: 16 años
Tipo: Neko
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Sáb Jun 01, 2013 4:26 am

Escucho atentamente a aquel padre que había profanado a su amada hace ya algunos momentos , en ese momento no pudo tomar en serio alguna palabra que saliera de su boca por la posición en que se encontraba siendo sometido por aquellos demonios, pero había dicho algo que lo dejo sin palabras "el la había transformado en lo que era ahora" si eso era cierto el estaba enamorado de la creación de aquel pedofilo humano.

-Siendo yo un demonio, no soy un ángel para vigilar que aquello que esta mal se cambie, conozco muy bien a los demonios y se de que son capases.Si la amo pero no por ser ese ser que usted clama, ella es mucho mas que eso muy dentro esta un dulce humana que yo me encargare de cuidar de seres como usted, es por eso que ahora ella es mía en cuerpo y alma entendió?, solo mía y de nadie mas- Le dijo en tono muy directo pero sin hacer un movimiento, sabia que Konna por su estado no dispararía y desde el momento en que lo apreso el buscaría alguna forma de desaparecer del lugar, no podría ser tan tonto como para entrar a la cuna de lobos sin tener una carta de salida-le puedo confirmar que no sera la primera y ultima ves que me vea señor Dimitri y si piensa que se la entregare tan fácil debe estar muy mal de su pequeña mente yo la protegeré y antes tendrá que matarme para obtenerla lo que sera muy interesante, Padre~~ .

Dejo su mente por aquel momento y corrió a donde Konna se encontraba, se encontraba pálida y temblando aun con aquella arma en sus mano, dejo que sus brazos la reconfortaran y su cuerpo fuera aquel que le brindara seguridad una ves mas-mientras yo este presente no dejare que algo te pase, no dejare que esto de quede así puedes confiar en mi- deposito en ella un reconfortante beso intentando tranquilizarla.



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Sáb Jun 01, 2013 5:09 am

Allí estaba.... el causante del mayor de sus dolores. El cañón de su arma temblorosa le apuntaba, pero lejos estaba de poder jalar del gatillo. El pulso agitado hacía imposible centrar la mira, estaba tan agobiada y ciega a causa de aquellos recuerdos, que no era capaz de pensar con claridad.

Una penetrante luz cegó sus ojos, para luego ver como un arma celestial se cernía frente a ellos. Los demonios de la servidumbre fueron destrozados con el solo mover de aquella espada. Conocía ese tipo de armas mucho más de lo que ninguno de los presentes. Dimitri se lanzó contra el ventanal, amenazante con regresar. En ese instante, el ojo maldito fue capaz de percibir la veracidad de aquellas palabras. Se volteó siguiéndole con la visión, para luego verlo desaparecer entre las sombras del enorme jardín.

Quedó petrificada observando los cristales rotos, sintiendo como la brisa nocturna acariciaba su piel congelando el camino de su lágrimas. Aún aferraba con fuerza la empuñadura de aquella Colt, apretando los dientes con una inmensa rabia en su interior. Un par de fuertes brazos la rodearon trayendola nuevamente a la realidad. Aquél aroma, aquella forma de abrazar... el arma cayó al suelo dejando sus manos libres que temblorosas se aferraron al traje de Aeon.

-Mientras yo este presente no dejare que algo te pase, no dejare que esto se quede así, puedes confiar en mi- La voz de su amado la calmó. Levantó la mirada buscando en aquellos ojos la tranquilidad que le había sido arrebatada, y tras un profundo beso el aire finalmente regresó a su cuerpo. Se dejó caer en los brazos de su amo, sintiendo como poco a poco recobraba la fuerza y firmeza de su propio cuerpo.

Escondió el rostro en el pecho de Aeon... estaba avergonzada.

Avergonzada por sentir aquél deseo que los obscuros recuerdos habían sembrado en ella. Cómo era posible? Dimitri había querido aprovecharse de ella, intentando saciar su más lujurioso deseo. Pero aquellas palabras que el Padre le dirigió retumbaban en su mente.

-....Maldita sea...- sabía que aquello era verdad. Las lesiones que los sucios actos de Dimitri habían dejado en su ser, la hacían una mujer entregada al deseo. No solo había creado una máquina lujuriosa, sino también a una fiera asesina con sed de beber su sangre. Cómo manejar aquél encontronazo de sentimientos, el inmensurado odio hacia aquél hombre, y como contra parte, el deseo oculto de ser sometida. Había sido Dimitri quién la condujo por aquél camino. Se sentía una basura por tener aquél bajo deseo que se manifestaba en su intimidad.

Se separó del demonio y salió corriendo de aquella habitación para encerrarse en el despacho. Quería estar sola, calmar sus penas y olvidar aquello. Tomó otra de las tantas botellas de whisky que se encontraban en aquella habitación, para beber de un solo trago cuanto pudiera. Estaba hecha un desastre, un manojo de nervios, de odio y a su vez de lujuria. No quería que nadie la viese en aquél deplorable estado. Odiaba su pasado y por consecuente parte de lo que era ahora. Pero qué podía hacer? Aquello estaba tan arraigado en su ser que ya formaba parte de ella. A caso solo podía aceptarlo? E intentar vivir con eso? Quien sabe...

Repasaba una y otra vez lo acontecido. Los recuerdos del pasado, los sufrimientos vividos. Las placenteras noches junto a Aeon, los momentos sucedidos. No podía encerrar aquél deseo que ahora la poseía. Recorrió con la yema de sus dedos desde el cuello hasta su ombligo. Se sentía estúpida por desear aquello. La imagen de Dimitri... la de Aeon. Era frustrante a más no poder. Apretó las piernas intentando disipar aquella idea. Afuera la fiesta continuaba, podía observar a todas aquellas personas que ni idea tenían de lo sucedido. Por momentos deseaba ser uno de ellos. Ingenuos... ajenos.


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Sáb Jun 01, 2013 5:51 am

No le importo que sus sirvientes fueran destrozados por aquella arma bendita solo podía pensar en la seguridad y tranquilidad de su amada , eso era lo único mas importante en ese momento ya que ella era una delicada flor aunque no lo pareciera, habían momento en que reflejaba aquella niña vulnerable que era muy en el fondo aunque cuando estaba sin que sus traumas fueran tocados era una poderosa guerrera capas de hacerle frente asta el mismísimo rey de las tinieblas.

Observo como aquella arma caía al piso y ella se aferraba en su totalidad a el pero aquello no duro mucho porque pronto sin razón lo abandono,dejándolo solo en aquella habitación donde sus múltiples sirvientes ya hacían en el suelo fuera de combate, no sabia que hacer si seguirla o dejar que ella misma se enfrentara a los demonios de su interior, aquellas imágenes que la invadían cada noche y perturbaban su ser, tendría que dejarla sola por un momento.

Tomo una gran bocanada de aire y luego suspiro agotado, ver aquella habitación le traía recuerdos de la noche anterior cuando regresaban apenas de aquel encuentro, aquella noche de pasión donde Konna había descubierto por fin su forma y no se había visto asustada si no que parecía que disfruto mas aquello que cuando el juntaba su actual cuerpo con ella, eso probaba el punto de Dimitri-no importa,si es que ella acepta mi forma demoníaca debería estar feliz por mostrarle la obscura bestia que en verdad soy-. Tomo asiento en una reconfortante silla que se encontraba en aquel lugar, la tranquilidad se perturbo a paso de unos cuantos segundos, aquel sonido como si algo se arrastrara entre la humedad se dio notorio - es bueno que demuestren porque son ustedes dignos de servir en la casa Castlevania- aquellos demonios masacrados aun luchaban por mantenerse con vida arrastrándose a los pies de su amo.
-Compensare su lealtad ante mi como cuando eran tan solo unos simples demonios de muy bajo nivel- llevo sus manos asta los botones de su saco quitando uno por uno asta dejar sus muñecas libres-pueden deleitarse con un poco de mi sangre para que vuelvan a este mundo de nuevo en sus formas humanas- aquellos seres no dudaron ni un momento la oferta de su mano, aunque sus cuerpos estuvieran muy dañados buscaros la mano de su imponente amo que los alimentaria, uno a uno clavo sus afilados colmillos en su bazo dejando correr aquel liquido teniendo en total a 4 de los demonios que seguían con vida aferrados a su piel, dos a cada lado de sus muñecas y los últimos dos se encontraban en una parte mas alta de su brazo.Aquellas bestias no desperdisiaban ni una sola gota de la sangre de su amo bebiendo con fuerza asta recuperar por completo su vigor- e..es suficiente-.
Aquellos obscuros seres se reincorporaron enseguida haciendo una reverencia ante su amo. -Encárguense de que no suframos otro percance,mi deseo en esta noche es que hagan que esta fiesta salga a la perfección- al decir esta ultima palabra desaparecieron dejándolo solo en aquella habitación, hilos de sangre aun corrían por las heridas dejando aquella grata sensación cálida en su piel.



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Konna el Sáb Jun 01, 2013 6:47 am

Las luces que ahora iluminaban el patio trasero parecían simples luceros a lo lejos en el firmamento. Sentía que poco a poco se sofocaba, el deseo carnal iba tomando lentamente posesión de su cuerpo llevándole a la mente los recuerdos de las noches de pleno goce. Sentía como le hervía la sangre, como su corazón se agitaba convulsionando con fuerza. Deseaba sentir ese par de pesadas manos carceleras sobre ella. De solo imaginarlo su respiración se hacía más profunda. Y una imagen se arrebató directo a su consciencia. El momento de clímax acontecido la noche anterior. Los ojos carmesí de Aeon posados sobre su cuerpo desnudo; su fiera respiración abrigando su oído; las habilidosas manos que complacientes se paseaban por su afiebrada piel... la inexplicable y placentera sensación en su vientre.

Salió corriendo del despacho de regreso a su habitación, estaba poseía por el deseo, al punto de importarle poco y nada lo que sucediera.

Entró en su cuarto y se topó con Aeon sentado en aquél sillón y sin decir palabra alguna se sentó sobre su regazo dejando sus piernas a cada lado de la cadera contraria. Lo tomó por el rostro y sin preguntar le robó un agresivo beso. No podía controlar sus instintos... nuevamente su cuerpo rogaba por aquello. Era vergonzoso, desagradable y hasta penoso, pero se le hacía imposible refrenarlo. Necesitaba saciar ese deseo, acallarlo de una vez por todas.


~Konna~



~[Sólo merecen vivir los que no tienen miedo a morir]~

~Diálogo~
avatar
Konna
★★★★★
★★★★★

Femenino

Mensajes : 368
Localización : Andriático del Sur

Ficha de personaje
Edad: 25 Años
Tipo: Humano
Grupo: Deathmask Divine ADMIN//MOD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por TobyDarck el Sáb Jun 01, 2013 9:05 pm

Su cuerpo aun no se reponía de lo de hace unos momentos, se encontraba a merced del respaldo de aquel sillón, con su vista perdida y su cuerpo relajado esperando pronto reponerse, un olor muy familiar lo trajo de nuevo a la realidad y francamente no tuvo tiempo para siquiera reaccionar ante aquel ataque de Konna.

Los besos marcaban muy bien sus estados de animo y aquel feroz beso ya lo tenia muy bien descifrado, era aquel momento en el que su compañera estaba siendo controlada por sus bajos instintos,era acaso posible que con tan solo aquella liberación de recuerdos ella se aya sentido "estimulada" como para entrar el tal situación donde siquiera le importara dejar la puerta entreabierta en medio de una fiesta donde toda la gente mas importante se encontraba.No pudo resistirse ante aquel beso que prácticamente le arrebato el aliento.

La piel de ella se sentía tan cálida y suave que era un grato placer tenerla aferrado a el. Se levanto de su asiento tomándola a ella por las piernas para que no se cayera y luego la poso en su lugar quedando el sobre ella, aun no olvidaba aquel saco que había dejado sobre el respaldo del sofá, por mas que casi era asfixiado por aquel beso no se separo y aprovecho que ella se encontraba perdida en sus labios para tomar las mangas del saco y sujetar sus manos con fuerza al soporte el sillón dejándola a ella sin mando alguno.

Poco a poco fue separando sus labios de ella, dejando en una vulnerable posición-debes sentir en este momento como si tu cuerpo se fundiera verdad?- sonrió repasando sus dedos por aquel sensible cuello-como se sentiría si en este momento yo no calmara esa lujuria que te esta consumiendo desde adentro?- llevo paseando sus dedos por todo su cuello asta llegar a su mentón, recorriendo solo con las yemas de sus dedos asta llegar sus labios rosando de igual manera.



-Dialogo-
avatar
TobyDarck
Oficial General de Grupo
Oficial General de Grupo

Masculino

Mensajes : 437
Edad : 23
Localización : donde la clara luz de luna sea mas penetrante.

Ficha de personaje
Edad: 19 años
Tipo: Demonio
Grupo: Deathmask Divine

Ver perfil de usuario http://fatalzero.foroes.org/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi humilde morada

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 17 de 20. Precedente  1 ... 10 ... 16, 17, 18, 19, 20  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.